Precio: 279

Esta técnica consiste en la inyección de la toxina en la zona a tratar.

La toxina botulínica tipo A bloquea la contracción muscular que causa la arruga, relajando las facciones y evitando por tanto el envejecimiento. Es un procedimiento indoloro.

Tras la sesión y a partir del tercer día se comienzan a ver los resultados. Éstos son muy naturales y suelen durar entre 3 y 4 meses. El paciente nota en su aspecto unos efectos rejuvenecedores, las facciones más relajadas y un aspecto más juvenil.

La toxina botulínica tiene su aplicación en el tercio superior de la cara: frente, gabela (entrecejo) y pata de gallo.

Su aplicación se realiza en aproximadamente 30 minutos y el paciente puede incorporarse a su actividad normal de forma inmediata.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted