Precio: 279

Esta técnica consiste en la inyección de la toxina en la zona a tratar.

La toxina botulínica tipo A bloquea la contracción muscular que causa la arruga, relajando las facciones y evitando por tanto el envejecimiento. Es un procedimiento indoloro.

Tras la sesión y a partir del tercer día se comienzan a ver los resultados. Éstos son muy naturales y suelen durar entre 3 y 4 meses. El paciente nota en su aspecto unos efectos rejuvenecedores, las facciones más relajadas y un aspecto más juvenil.

La toxina botulínica tiene su aplicación en el tercio superior de la cara: frente, gabela (entrecejo) y pata de gallo.

Su aplicación se realiza en aproximadamente 30 minutos y el paciente puede incorporarse a su actividad normal de forma inmediata.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted